Inpacto

¿Para qué sirven los centros de conciliación extrajudicial?

¿Para qué sirven los centros de conciliación extrajudicial?

¿Para qué sirven los centros de conciliación extrajudicial? En nuestro centro de conciliación extrajudicial, recibimos muchas solicitudes de conciliación y, aunque los temas parecen repetirse, al conocer a las partes en las audiencias de conciliación puedo observar cual es el interés de las partes para asistir a las audiencias, es decir, sus motivaciones.

En los casos de familia (tenencia, régimen de visitas y pensión de alimentos), observo que las partes asisten para:

1. Poner las reglas claras

Poner las reglas claras. En estos casos, las partes están de acuerdo en pactar, pero necesitan al conciliador extrajudicial para que “afine los acuerdos” en base a la normatividad legal vigente. Por ejemplo, están de acuerdo con pactar el régimen de visitas, pero necesitan asesoría sobre cómo hacerlo (con externamiento o sin externamiento y la precisión respecto a los días y horas de inicio y termino del régimen).

2. Cumplir con el requisito para el divorcio convencional

Cumplir con el requisito para el divorcio convencional (notarial o municipal). En estos casos, las partes están de acuerdo en separarse y quieren cumplir el requisito que exige el divorcio convencional. Generalmente se trata de solicitudes conjuntas.

3. Realizar el cambio de tenencia

Realizar el cambio de tenencia. En este caso, se ha producido un cambio en la vida de la parte que vivía con el menor (ejemplo, se muda al extranjero por motivos laborales), por lo que requiere que la otra parte viva con el menor.

4. Fijar el régimen de visitas

Fijar el régimen de visitas. Son los padres los que principalmente presentan estos casos; pues, la madre no permite que el padre vea a los niños.

5. Establecer la pensión de alimentos

Establecer la pensión de alimentos. Son las madres las que principalmente presentan estos casos; pues, el padre no aporta para la subsistencia de los menores de edad.

6. Encontrar un espacio de diálogo

Encontrar un espacio de diálogo para conversar con la otra parte. En estos casos, las partes han intentado conversar, pero el diálogo no ha sido fructífero, porque han derivado en acusaciones, gritos, calificaciones, etc. En estos casos, buscan un espacio que les asegure que podrán conversar sobre sus diferencias a profundidad y plantear sus propuestas a la otra parte.

7. Desfogarse

Desfogarse. En estos casos, la parte busca un espacio para ser escuchada.

8. Dejar mal a la otra parte frente a una tercera persona

Dejar mal a la otra parte frente a una tercera persona (conciliador). Estos casos se producen cuando los ánimos de las partes están tensos y el diálogo se ha cortado. Piensan que el conciliador es un juez y lanzan argumentos para dejar mal a la otra parte, recurriendo muchas veces a hechos pasados. En estos casos, se busca restaurar el diálogo invitando a las partes a dejar las acusaciones y comenzar a visualizar el futuro teniendo como prioridad sus menores hijos.

9. Dar una última oportunidad

Dar una última oportunidad a la otra parte antes de iniciar un proceso judicial.

A tomar en cuenta:

Estas motivaciones se pueden presentar independientemente pero también de manera combinada, lo cual hace que la audiencia conciliatoria sea espacio que me exige como conciliador el desarrollo de mis capacidades de escucha, empatía, diálogo y discernimiento.

Ante cualquier duda sobre el particular, en el centro de conciliación extrajudicial Inpacto, estaremos gustosos de absolver sus dudas a nuestros números de contacto 924 328 238 y 587 5711 o escribirnos al siguiente correo electrónico info@centroconciliacioninpacto.net.

Síguenos en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COVID – 19

Se declaró el Estado de Emergencia Nacional a consecuencia del brote de la pandemia COVID – 19 (coronavirus). Mediante el

Leer más »